logotipo

La accesibilidad es una condición esencial para el futuro de la arquitectura.

La integración de las personas dentro de los espacios que conforman sus vidas es una exigencia indispensable que no debe ser debatida.

Por todo ello, Dlinea controla siempre, adaptando los proyectos ya construidos y los futuros trabajos, adquiriendo una accesibilidad máxima, regulada por las cada vez más estrictas normativas europeas.

Disponemos de productos y métodos innovadores que son integrados dentro de los espacios y los cuales permiten una instalación fácil sin alterar la estética del edificio.